El Observatorio del Trabajo a Distancia reacciona ante la nueva propuesta de ley

El Observatorio del Trabajo a Distancia reacciona ante la nueva propuesta de ley

Share this

El Observatorio del Trabajo a Distancia (OTaD) es una iniciativa empresarial y social que tiene como objetivo contribuir a la expansión de un modelo de trabajo a distancia que aporte seguridad, flexibilidad y eficiencia a los trabajadores. El proyecto, en el que participa Utopicus junto a grandes corporaciones como ActiuManpower, Cuatrecasas, GarriguesING, ha elaborado un comunicado poniendo en relieve la necesidad de facilitar el teletrabajo en las pymes en relación a la nueva normativa.

 

El OTaD ha instado al Gobierno y a los agentes sociales que han negociado la nueva Ley del Trabajo a Distancia a seguir trabajando conjuntamente para terminar por concretar ciertos cabos sueltos de la norma. Afirman que uno de los aspectos que han quedado abiertos es la falta de definición de los conceptos "medios, equipos y herramientas" que deben ser incluidos en el acuerdo del trabajo a distancia, ya que son la base para la compensación de gastos por parte de la empresa para el beneficio de los trabajadores.

 

También aseguran que es esencial acotar el alcance de la flexibilidad espacial, puesto que si se considera que el trabajador puede ejercer tan solo desde el lugar que figure en el contrato, se estaría perdiendo una de las grandes ventajas de esta modalidad como es la posibilidad de alternar entre varias viviendas, espacios de trabajo flexible o de trabajo colaborativo.

 

Desde el Observatorio de Trabajo a Distancia señalan que estos huecos que la ley deja descubiertos puede perjudicar principalmente a las pymes, debido a que estas empresas cuentan con más dificultades para diseñar su transición de un trabajo únicamente presencial a uno a distancia o mixto al no tener la capacidad organizativa ni presupuestaria de las organizaciones de gran tamaño. Por eso, solicitan a los poderes públicos y sociales que faciliten la adaptación de las pequeñas y medianas empresas al teletrabajo con el fin de no tensionar aún más sus finanzas.

 

Una de las últimas peticiones de la iniciativa se trata de apostar por tramitar el Real Decreto Ley como un proyecto ley para permitir contar con la opinión de los grupos parlamentarios y para enriquecer lo establecido por el diálogo social de expertos y empresas que han experimentado de primera mano el tránsito del trabajo presencial al remoto.

 

Para contribuir a este proceso de aprendizaje, el OTaD, asesorado por Manuel Pimentel y Valeriano Gómez, dos exministros de Trabajo, publicará en las próximas semanas un Libro Blanco sobre el Trabajo a Distancia en el que se analizará cómo es el perfil del teletrabajador en España y Europa y contará con una guía que facilite la aplicación de la nueva regulación. De esta forma, pretende que las entidades públicas, empresas y trabajadores dispongan de ejemplos prácticos sobre buenas prácticas internacionales a la hora de aplicar la nueva ley.

 

Si quieres leer el comunicado completo, haz click aquí.