La apuesta por un teletrabajo de calidad

La apuesta por un teletrabajo de calidad

Share this

Desde hace unos meses vivimos un cambio de paradigma en muchos de los ámbitos de nuestra vida, no solo en la forma en la que nos relacionamos con los demás, si no también en las maneras en las que trabajamos.

El teletrabajo ha llegado para quedarse y se ha instalado de manera forzosa en la mayoría de las organizaciones, lo que ha supuesto una aceleración de un modelo de trabajo que hasta ahora en España solo se había implantado en escasas compañías.

Así lo refleja un estudio del INE que confirma que en la actualidad más de cuatro millones de personas en España disponen de la opción de teletrabajo en sus organizaciones, lo que supone un 22,3% del total de la población ocupada. Una cifra que desde Randstad se espera superar el próximo año en cuanto al número de personas que lo hagan de manera habitual.

Esta urgencia derivada de la crisis sanitaria por regular el creciente interés por el teletrabajo ha provocado la elaboración de un Real Decreto-Ley, el Real Decreto-Ley 20/2020 de Trabajo a Distancia, que se aprobó el pasado 23 de septiembre y que ha conseguido ahorrar el tiempo que dura la aprobación de una ley ordinaria. Esta precipitación en la creación de la norma ha dejado muchos descubiertos en cuanto a la aplicación de esta metodología en empresas que no habían llevado a la práctica el trabajo a distancia con anterioridad y sobre todo en las pequeñas y medianas empresas con menos recursos que las grandes corporaciones.

Ante estos vacíos que deja sin cubrir la nueva ley, un grupo de empresas se han unido para poder arrojar más luz a la regulación, como es el caso del Observatorio de Trabajo a Distancia (OTaD). Una iniciativa que tiene como objetivo promover un teletrabajo de calidad y ayudar a las empresas de menor tamaño a adaptar esta metodología de trabajo a sus modelos de negocio, ya que las PYMES conforman un 99% del tejido empresarial español. El OTaD cuenta con el asesoramiento de Manuel Pimentel y Valeriano Gómez, ex ministros de Trabajo, y está liderada por Utopicus junto a otras grandes empresas como Actiu, Famo, Adams Formación, Adigital, Manpower, Cuatrecasas, Garrigues, PorWorkSpaces, Future for Work Institute, Trive, Grupo Alma y 3g Smart Group.

El Observatorio, a raíz del Real Decreto-Ley publicado sobre el trabajo a distancia, ha reaccionado proponiendo distintas áreas de mejora para que la regulación se adapte mejor a la realidad empresarial del país. En palabras de Rafa de Ramón, CEO de Utopicus, “uno de los objetivos del Observatorio del Trabajo a Distancia nace de proponer soluciones que simplifiquen el objeto de esta nueva ley contribuyendo a un teletrabajo de calidad”.

Los tres principales ejes de su propuesta para garantizar un teletrabajo de calidad se centran en: el espacio, los medios y la formación. Desde el OTaD aseguran que es necesario no limitar a un solo emplazamiento para realizar la actividad laboral, la definición exacta de los costes que deben asumir las empresas y el libre acceso a la formación de nuevas competencias digitales.

Con el objetivo también de ofrecer una guía que facilite la aplicación de la nueva regulación a las empresas, el Observatorio del Trabajo a Distancia ha publicado esta semana el llamado Libro Blanco. Un documento que recoge el deseo de muchas organizaciones de promover el conocimiento de esta metodología a través de datos relevantes, análisis comparativos con países que lideran esta modalidad y las opiniones de expertos en la materia.

Como bien señalábamos antes, otro de los aspectos más importantes que resalta el OTaD a la hora de establecer un trabajo a distancia de calidad es el entorno de trabajo. A menudo, los profesionales que se encuentran deslocalizados en sus hogares pierden la conexión con los valores de la compañía debido a la distancia física y, por lo tanto, reducen su nivel de productividad. Es por eso que se hace necesario contar con un espacio de trabajo acondicionado y ergonómico que ofrezca unas garantías mínimas donde los trabajadores quieran trabajar y dar lo mejor de ellos mismos.

Esta apuesta por establecer unos entornos laborales dignos nace también de la idea de que la regulación debe facilitar una mayor flexibilidad, de tal manera que se apueste por un modelo de trabajo flexible donde el empleado decida donde realizar su actividad. Por eso, desde Utopicus y gracias a los 10 años de experiencia fomentando entornos flexibles, se ha lanzado el Ticket Teletrabajo, un servicio que ofrece la posibilidad de que los profesionales puedan alquilar oficinas flexibles en cualquiera de los espacios Utopicus en la modalidad que ellos prefieran y en el momento que mejor les convenga.

Una solución para que las compañías puedan ahorrar costes y mejorar la productividad y la conciliación de sus empleados al mismo tiempo que apuestan por un teletrabajo de calidad, gracias a que los espacios se encuentran perfectamente acondicionados y cuentan con todos los servicios incluidos.

Todos estos esfuerzos por apostar y definir un teletrabajo con las máximas garantías provocará en las organizaciones un aumento en cuanto a la retención del talento cuyo bienestar se verá situado en el centro de la diana y favorecerá una sociedad más humana.

 

Si quieres ampliar más información sobre el trabajo a distancia y cómo afecta a las organizaciones ponte en contacto con nosotros a través de comunicacion@utopicus.es