El Coronavirus y el trabajo en remoto

El Coronavirus y el trabajo en remoto

Share this

Estos últimos días estamos viviendo en España y a nivel internacional un contexto de alerta sanitaria debido al reciente brote del virus COVID-19, popularmente conocido como Coronavirus. Una situación que requiere de la colaboración de todos.

Cómo estar prevenido del COVID-19

 

Para intentar evitar en la medida de lo posible la propagación del virus, se recomienda seguir las medidas de prevención que han establecido instituciones sanitarias como la Organización Mundial de la Salud, que aconseja lo siguiente:

  • Lavarse las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Adoptar medidas de higiene respiratoria. Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo que se deseche inmediatamente.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Mantener distanciamiento social de al menos 1 metro de distancia entre las personas, particularmente de aquellas que presenten síntomas.
  • Si se muestran síntomas (fiebre, tos y dificultad para respirar), indicarlo a los prestadores de atención de salud. Es recomendable llamar a los números de atención sanitaria de cada Comunidad Autónoma antes de acudir al centro de salud para prevenir la propagación del virus y el colapso de los centros sanitarios.
  • Si se ha viajado a una zona de riesgo, se recomienda permanecer en casa aunque no se presenten síntomas.
  • Mantenerse informado y seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios.
  • Actuar bajo el principio de responsabilidad social de cada uno de los individuos.

Cómo adaptarte al teletrabajo

 

En este contexto, el Ministerio de Trabajo y Economía Social también ha publicado una Guía para la actuación en el ámbito laboral en relación al nuevo Coronavirus, un documento en el que se recogen nuevas medidas organizativas como el trabajo en remoto o teletrabajo por parte de las organizaciones privadas para evitar expandir el virus entre la población.

Esta situación está provocando que las empresas y sus profesionales experimenten esta metodología de trabajo que ofrece múltiples beneficios como la mejora del rendimiento, ahorro de tiempo en desplazamientos y un mayor equilibrio entre la vida personal y la profesional de los empleados. Pero también puede contar con inconvenientes si los profesionales no están acostumbrados o, como en este caso, les ha cogido desprevenidos por la reciente situación en relación al Coronavirus.

Esta deslocalización forzada puede provocar que los empleados se sientan desconectados de su equipo y su red de apoyo, lo que significaría una caída de la productividad y del bienestar de los individuos. Por eso, esta situación se ha de afrontar como un reto, tanto a nivel individual, de equipo y organizativo.

Por eso, ante esta nueva situación, se recomienda seguir ciertos consejos:

  • Seguir con la rutina diaria habitual para ayudar al cerebro a ponerse en situación de “modo trabajo”.
  • Crear un espacio de trabajo claro para identificar cuando se trabaja y cuando no.
  • Comunicación fluida con el resto de los compañeros para evitar el sentimiento de aislamiento.
  • Planificación y organización del tiempo según las tareas pendientes para ganar autonomía.
  • Establecer un horario determinado y ser disciplinado.

 

Si quieres saber más sobre cómo aplicar el trabajo deslocalizado en este nuevo escenario, apúntate a nuestro próximo webinar gratuito sobre cómo liderar equipos en remoto.

¡APÚNTATE AL WEBINAR!

Teletrabajo Coronavirus