Las distintas caras de la cultura corporativa del ecosistema de Utopicus

Las distintas caras de la cultura corporativa del ecosistema de Utopicus

Share this

Hace apenas unas semanas tuvo lugar una nueva edición de nuestro formato más conocido, Inspiring Workplaces, que en esta ocasión se celebró en nuestro espacio Utopicus Gal·la Placídia (Barcelona).

El evento contó con la participación de Francisco Javier Ruíz, Global Sales Support de Nokia; Juana Furlong, People & Culture Analyst de Parser Digital; y Toni Durán, CEO de Durán-Sindreu abogados. Tres ponentes de diferentes compañías que se encuentran en el mismo contexto empresarial y que conviven en el mismo espacio.

En esta edición pudimos comprobar de primera mano los diferentes puntos de vista de la cultura corporativa que las compañías tienen en situaciones muy distintas. Sin embargo, su punto de unión se encuentra en el agile working. Y es que esta nueva metodología de trabajo ha llegado para quedarse con el objetivo de evolucionar de la oficina tradicional a los espacios flexibles y de jerarquías verticales a nuevos modelos organizativos.

 

Utopicus

Las intervenciones de los ponentes pusieron en relieve la importancia de fomentar la flexibilidad en sus modelos de negocio. Ya que, a pesar de estar las tres en diferentes situaciones, todas demandan la necesidad de ofrecer a los empleados la posibilidad de trabajar cuando quieran y como quieran en entornos ágiles y rodeados de una comunidad que les permita crecer, aprender y conectar. La tendencia actual es que las grandes compañías dejen sus oficinas tradicionales y apuesten cada vez más por espacios de trabajo flexible.

 

Nokia

 

Por esta misma razón, Francisco Javier Ruíz, de Nokia, expuso cómo en su compañía cuentan con una fuerte cultura corporativa histórica que sigue esta línea. Tanto es así, que el concepto de open space ya se había dado a principios de los 2000 en Nokia como una fórmula que potenciaba la relación entre equipos, la productividad y creatividad. En el caso de su sede en España, al tener un equipo basado en proyectos y en constante movimiento, tienen la necesidad de incorporar un método de trabajo flexible, que implica poder trabajar con capacidad de movilidad, con más flexibilidad y con pocas limitaciones. De hecho, Francisco Javier está convencido de que este cambio solo puede venir con el apoyo de la dirección general, ya que implica, no solo una forma de ejecución, sino un cambio de mentalidad.

 

Parser Digital

 

En el caso de Parser Digital, una empresa tecnológica en crecimiento con sede en Barcelona, Londres y Buenos Aires, han conseguido implementar eficientemente la flexibilización del trabajo. No solo por estar en un espacio físico que se lo permite, si no porque esta creencia ha prevalecido inherente dentro de la cultura corporativa. De hecho, Juana Furlong comentó también la necesidad de adaptarse a los nuevos contextos y las nuevas necesidades como la del trabajo en remoto.

Esta necesidad, no solo nace con el objetivo de poder trabajar con los equipos a distancia, si no que se ha establecido como requerimiento para poder retener talento dentro de la compañía. Ya que, según ella, estamos experimentando un cambio de preferencias y comportamientos a la hora de escoger en qué compañía trabajar, donde la tendencia es que el propio trabajador ahora demande dónde y cuándo hacerlo. Aunque también resaltó la importancia del poder de la colaboración que reside en las relaciones con los compañeros de forma presencial.

 

Utopicus

 

Durán-Sindreu

 

Por último llegó el turno de Durán-Sindreu, una firma de abogados que pone el acento en las personas, tal y como explicó Toni Durán. Uno de sus claims es que “sin conexión con las personas, no se puede lograr la plena satisfacción de los clientes”, y lo ponen en práctica empezando por sus empleados como clientes internos. Durán destacó la evolución que han realizado desde un despacho tradicional y conservador a una firma legal moderna. Esta transformación ha apoyada gracias al cambio que ha hecho la compañía recientemente de trasladarse a Utopicus Gal•la Placídia.

Durán comentó además un cambio de concepto a la hora de trabajar, evolucionado hacia la flexibilidad. Y es que destacó que, mientras años atrás el empresario o directivo tenía como herramienta de valoración el tiempo que un empleado pasaba en la oficina, en la actualidad se mide en cuanto a términos de eficiencia y productividad, eso sí, dentro del marco laboral acordado. Mencionó, además, que el paso de una oficina tradicional a una flexible implica necesariamente dejar las viejas costumbres y empezar nuevas. Un ejemplo de ello sería la evolución hacía la digitalización apoyando el “paperless”.

 

Si quieres leer el artículo completo, haz click aquí.