Con un ojo en el futuro y otro en nuestros inicios
Blog

Con un ojo en el futuro y otro en nuestros inicios

Nuestros afterwork, desayunos y dinámicas con los propios coworkers son el latido de los espacios Utopicus. Eventos sencillos que no generan mucha atención por sí mismos pero a los que los coworkers acuden una y otra vez para seguir cimentando su relación entre sí y con nosotros. Son muy complicadas de cuantificar en resultados; porque las relaciones y las insistidas “sinergias” de un coworking no salen de un día para otro, porque son el producto de la relación que nuestros coworkers y las Community Builders riegan día a día, sin descanso, sin nadie mirándoles. Y cuando por fin se manifiestan parece que no vienen de ningún sitio o son un producto casual. No lo son.

 

 

Este día 7 de febrero Utopicus Colegiata hizo de anfitriona de un encuentro repleto de nostalgia en el que el trabajo de nuestros 9 años de trayectoria se hicieron patentes. Un afterwork en el que esta nueva Utopicus, tan centrada en extendernos por todo Madrid y Barcelona, puso tomarse un respiro y mirar al producto de lo que habían conseguido. Algo, además, tan poca y desafortunadamente cuantificable como son las sonrisas, los abrazos, las lágrimas, las miradas perdidas en hacer diario de lo conseguido y las que están puestas en el futuro.

 

Coworkers Colegiata

 

Back to the Roots. Volver a las raíces es imposible, porque hay lecciones aprendidas, algunas más amargas, otras muchas dulces; sin embargo, recorrer el pasado con los ojos del presente es lo que mejor nos prepara para el futuro. Serena la mente y renueva el optimismo. Este ejercicio de introspección lo hicimos con nuestro humor marca de la casa, dando 3 premios a 3 coworkers que son más Utopicus que nosotros mismos, pero entre esas risas también se notaron las arrugas del tiempo. Unas arrugas a las que dimos la bienvenida con orgullo.

 

Coworkers Utopicus

 

Ahora: lo más bonito fue reencontrarnos con compañeros, ex-compañeros y amigos a los que no veíamos desde hace años, poniéndonos al día con calma y contándoles lo que está por venir, que es mucho y muy bonito y pronto explicaremos con calma. Utopicus siempre tuvo un dedo puesto en el futuro del trabajo, pero otro en los valores más humanistas, esos que llevan siendo plasmados desde que tenemos pintura para hacerlo. Ahora que Utopicus va haciendo historia, tenemos un camino sobre el que reflejarnos. Para no perder las buenas costumbres.

 

Coworkers Utopicus

Coworkers Utopicus

 

Compártelo