Las prácticas más innovadoras en cultura organizacional - Inspiring Workplaces

Las prácticas más innovadoras en cultura organizacional - Inspiring Workplaces

Llegamos al final de un año lleno de aprendizajes y con ello nos gustaría hacer balance de nuestros encuentros Inspiring Workplaces, el espacio de debate y reflexión que pretende sacar a la luz las últimas tendencias, prácticas y herramientas para crear entornos de trabajo positivos que inspiren, motiven y nos ayuden a innovar a nivel organizativo. 

Tras unos meses organizando estos desayunos informales, en los que hemos compartido conocimiento con una tribu de pioneros -directivos, emprendedores y otras personas brillantes - que apuestan por una cultura organizacional más humana, recopilamos en este artículo las mejores prácticas que hemos identificado. 

¡Allá vamos! 

Alcanzando el máximo potencial de la organización a través de un propósito inspirador. 

Carol Blázquez, directora creativa, de innovación y sostenibilidad en Ecoalf nos habló de su experiencia haciendo crecer una empresa con propósito. Este caso es un claro ejemplo de cómo una misión inspiradora - crear la primera generación de productos reciclados con la misma calidad y diseño que los mejores no reciclados- puede ayudarnos a superar silos y burocracia innecesaria, así como a dar a cada miembro de la organización la energía, pasión y motivación para ir a trabajar cada día. 

Cómo poner en práctica el principio #1 

  • Define una misión impactante y un propósito claro que una y active a todas las personas dentro de la organización. Revísalo, recoge feedback y adáptalo según la empresa evoluciona. 
  • Determina tus valores junto a los empleados, define pautas de actuación, hazlas visibles e intégralas en la toma de decisiones. 
  • Sustituye reglas y protocolos por valores compartidos. 
  • Mide tu impacto, sigue los progresos y haz el propósito visible en toda la organización. 
  • Reconoce a quien demuestra los valores. 

 

Rompe la pirámide jerárquica para crear estructuras en red 

Santiago García, fundador del Future For Work Institute, compartió con nosotros la necesidad de evolucionar los procesos de toma de decisiones y la estructura organizativa hacia una más plana y colaborativa. De esta forma conseguiremos adaptarnos mejor a las necesidades de nuestro cliente en contextos cambiantes, potenciar la generación de conocimiento y llevar nuestra capacidad de innovar a otro nivel. Y es que, según un estudio reciente, sólo el 14% de directivos considera que el modelo organizativo tradicional - con niveles jerárquicos basados en el expertise en un área específica - hace a su organización altamente eficiente. 

Cómo poner en práctica el principio #2 

  • Crea una red de equipos multidisciplinares orientados a resultados e impulsados por una misión fuerte.
  • Deja atrás principios mecanicistas y enfócate más en el ser humano. El cambio se debe enfocar desde una perspectiva sistémica. 
  • Potencia que se comparta la información a través de la organización y la movilidad interna. 
  • Dales poder de decisión y las herramientas que necesitan para alcanzar sus resultados. 
  • Hazles responsables por sus propios resultados y partícipes de los éxitos. 

 

Todo empieza con el ejemplo de los líderes 

Jaume Gurt, antiguo director de InfoJobs, destacó la importancia de crear una cultura corporativa basada en el cuidado y el desarrollo de las personas. Según Jaume la clave está en el ejemplo del líder, ya que la cultura es algo intangible, que sólo se ve en los comportamientos. Por tanto, el líder debe ser ejemplo y encarnar todo aquello que quiere que la empresa sea, además de facilitar la construcción colectiva, debe invertir en nutrir las relaciones, construir un lenguaje común y demostrar que escucha las preocupaciones de sus empleados. 

Cómo poner en práctica el principio #3 

  • Olvídate de símbolos de estatus, nombres de cargo extravagantes y privilegios 
  • Empieza a ver a tus equipos como una orquesta coordinada, la inteligencia del equipo es infinitamente más potente que la suma de todos sus miembros 
  • Pregunta a tus empleados qué necesitan para prosperar y crea espacios constantes para escucharlos  
  • No pienses que tienes todas las respuestas, construye de forma colaborativa 

 

nspiring Workplaces

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuidando de la experiencia del empleado a través de la libertad, la autonomía y la transparencia  

Àlex Rodríguez Bacardit, cofundador de MarsBased, defendió que es posible crear una gran experiencia de empleado, incluso en una empresa que como la suya trabaja 100% en remoto. Según Àlex, sólo siendo coherentes con la cultura de la organización y cuidando de la experiencia de cada empleado es posible tener clientes felices. Para ello se han basado en 5 pilares: calidad vs. cantidad, simplicidad, transparencia, especialización y conciliación laborar/familiar; que aplican de forma rigurosa en su día a día. 

Cómo poner en práctica el principio #4 

  • Crea un playbook público y abierto que recoge todo aquello que el empleado necesita saber para trabajar en la empresa: cultura, metodologías, organización interna... 
  • Fomenta la conciliación eliminando (o limitando al máximo) las horas extra. 
  • Escucha a los empleados, ten en cuenta sus intereses y empatiza con sus motivaciones, su crecimiento será el crecimiento de la organización. 
  • Deja a las personas marcar sus propios objetivos y decidir cómo alcanzarlos, confía y exige responsabilidad individual. 
  • Cuida de las relaciones personales en la organización, crea espacios para fortalecer los vínculos y fomentar el diálogo. 

 

Atrayendo el mejor talento en la era digital 

Javier López Valcárcel, consultor senior de marcas en Linkedin, nos habló de la importancia de crear una marca empleadora fuerte a la hora de atraer el mejor talento e incorporar a la empresa personas alineadas en términos de valores y propósito. Según Javier, la cultura de la compañía se hace visible desde el mismo momento en que se presenta un candidato o incluso antes. El nuevo talento ya no pregunta “para quién trabajo” sino “con quién trabajo” y en este sentido es fundamental convertir a tus empleados actuales en los primeros embajadores de tu marca. 

Cómo poner en práctica el principio #5 

  • Ten en cuenta no sólo las competencias de un nuevo empleado, sino también su personalidad, comportamientos y alineamiento en valores y propósito. Para ello extiende el proceso de selección y convive con el candidato. 
  • Cuenta con el resto de los empleados a la hora de tomar una nueva decisión de incorporación. 
  • Haz visibles tus valores desde el primer contacto con el candidato. 
  • Crea una estrategia compartida para tu marca empleadora y tu marca comercial. 

 

Construyendo la empresa más feliz del mundo 

David Tomás, CEO de Cyberclick y autor de La empresa más feliz del mundo, compartió con nosotros la importancia de fomentar la felicidad de los empleados, porque generar una cultura basada en el buen ambiente de trabajo no sólo genera un mayor bienestar, sino que impacta directamente en la cuenta resultados. De hecho, las empresas que trabajan así crecen un 21% por encima de la media del mercado. 

Cómo poner en práctica el principio #6 

  • Define la cultura eligiendo unos valores que representarán la personalidad única de la entidad.  
  • Construye el equipo en base a los valores únicos de la organización, revisa periódicamente cómo se están poniendo en práctica estos valores en el día a día. 
  • Mide la felicidad de la empresa para cuantificar el nivel de satisfacción y bienestar. Si surge algún problema ponlo encima de la mesa. 
  • Contratar personas que amen el porqué de la empresa y que estén alineadas en valores. Todas las personas deben sentir que trabajar en la empresa supondrá un crecimiento personal para ellas. 

 

La cultura es aquello que pasa cuando el jefe no está presente 

Pablo Lascurain, CEO de Intrinno y director de Startup Grind Latam, nos hizo reflexionar sobre el hecho de que independientemente de que hayas trabajado en ella o no, existe una cultura en tu organización, que nace del comportamiento colectivo de todos los miembros que integran la misma. Por tanto, es fundamental para cualquier empresa, desde una startup a una gran corporación, entender la cultura como algo personalizado a su propia realidad, que represente lo que la empresa hace y cómo lo quiere lograr, e implementada para todos sin excepciones. 

Cómo poner en práctica el principio #7 

  • La cultura se va desarrollando, no puedes implementarla sin saber cuál es tu punto de partida.   
  • No pienses en la cultura como lo que quieres, sino como lo que necesita tu organización. Especifica cuáles son exactamente tus necesidades. 
  • Trabaja la cultura en pequeños pedazos, profundiza en aspectos concretos. 
  • Para ser coherente con la cultura, la organización tendrá que renunciar a cosas que le reportan beneficios. 
  • Diseña la cultura con un grupo diverso, todos tenemos una versión distinta de aquello que consideramos obvio. 

 ¿Crees que alguna de estas prácticas se podría aplicar en tu equipo u organización? Te animamos a que te acerques a uno los eventos Inspiring Workplaces que seguiremos organizando a lo largo del próximo año, en los que seguiremos contando con grandes referentes en el ámbito de la innovación organizativa y dialogando con todos los asistentes para impulsar una forma de trabajar más humana, creativa e innovadora ¡Te esperamos!  

¿Tienes algún referente que esté impactando positivamente en la cultura de empresa? ¿Conoces otras prácticas inspiradoras que te gustaría compartir con nosotros?

¡Quiero compartirlas!